QUE ES UN AMPA

 

La familia es una institución que tiene una responsabilidad educativa fundamental que ha de compartir con las instituciones escolares durante el período de escolarización de sus hijos.En este proceso de formación y desarrollo personal de los alumnos se hace necesaria una participación activa y colaboradora de todas las personas que conforman la comunidad educativa.

Como padres y madres queremos lo mejor para nuestros hijos e hijas y para el adecuado desarrollo de su personalidad, con el fin de que aprendan a superar dificultades, a convivir con todos y respetar las diferencias e impulsar un modelo integrador y valiente de Escuela Pública, que no se limite a preparar intelectualmente, sino que prepare para la vida y para mejorar las relaciones sociales.

 

REFERENCIAS A LA PARTICIPACION DE LAS FAMILIAS DE LA ESCUELA EN ESPAÑA DESDE EL SIGLO XIX HASTA HOY.

En el siglo XIX se empezó a establecer, en el reino de España, la necesidad de la instrucción pública, de forma más o menos obligatoria, para todos los niños y niñas, en la línea iniciada durante el reinado de Carlos III, en el siglo XVIII.

La Constitución de Cádiz de 1812, establece por primera vez la obligación de que haya escuelas de primeras letras en todos los pueblos de la Monarquía aunque no es hasta 1821 cuando se regula la enseñanza púlica y gratuita en los pueblos, villas y ciudades de más de 100 familias.

Desde mediados del siglo XIX, los padres y madres participaban ya en la toma de ciertas decisiones en lo relacionado con la Instrucción Pública. No eran entonces las AMPAs que conocemos, sino otra forma de participación en la vida escolar.

Tanto El Plan General de Intrucción Pública de 1836 como la La Ley Moyano ( primera Ley General de Educación que se establece con este rango en España) de 1857 incluye entre sus comisiones e integrantes a dos o más padres de famila.

El Decreto del 9 de junio de 1931 del Gobierno de la República crea los Consejos provinciales y locales en los que permite a los padres intervenir en la vida escolar.

La Ley de Asociaciones de 1964, permitía con muchas restriccciones la posibilidad de organizar asociaciones de padres en los centros escolares, así como el Estatuto del Magisterio Español que establecía que un padre o una madre formaran parte de las juntas municipales de enseñanza.

La Ley General de Educación es la que cita por primera vez la necesaria coordinación entre los órganos de gobierno de los Centros, las AMPAs y las Asociaciones de Alumnos.

Desde entonces la participación de las familias y de las asociaciones educativas en las que se integran supone una relevante colaboración en el desarrollo de acciones educativas orientadas a promover la igualdad a través de medidas de apoyo y compensación dirigidas al alumnado